Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Mathausen’

Si tuviera que destacar uno de los lugares que he visitado durante mi estancia en Austria, sin lugar a dudas me decantaría por el campo de concentración de Mathausen, construido durante la Segunda Guerra Mundial. A pesar de que también allí exterminaron a cientos de miles de vidas inocentes, éste era considerado como un campo de trabajo, con la categoría dos de las tres existentes.

He visitado el campo dos veces. La primera vez fue impactante el comprobar la dureza de corazón a la que puede llegar el hombre. Las humillaciones y vejaciones constantes con las que los nazis despojaban a los prisieron de su dignidad humana y los convertían a sus ojos en algo menos que animales: trabajos forzados y castigos extenuantes que les arrebataban la vida -entre ellos la “escalera de la muerte” por la que diariamente debían subir y bajar varias veces para trabajar en la cantera y ascender, cargados con piedras de más de 20 kilos-; raciones de comida perfectamente calculadas para llevarles al límite inanicion, pero sin matarles; experimentos médicos con prisioneros, niños y grandes; camas de apenas 60 cm. para tres personas… Tantas y tantas barbaries se acometieron entre sus muros, algunas de tal magnitud y despropósito, que aún hoy cuando visitas el campo te advierten que muchas de ellas no pueden contarse porque, hieren hasta tal punto la sensibilidad humana, que las personas no son capaces de asumirlas.

 La segunda vez que lo visité fue al atardecer. Salí de noche y el frío, la oscuridad y el silencio que envolvía el lugar era espeluznante. Apenas alumbraba la bombilla en cada puerta principal de cada uno de los barracones. Recuerdo ese sentimiento generalizado de frialdad en todas las estancias, especialmente en las de los hornos crematorios. Volví a abandonar el lugar con el corazón en un puño y las tripas revueltas, sin poder dar crédito a tanto a horror, a tanto sufrimiento desbocado por una mera ideología.

Hace unos meses me prestraron el libro “He sido el asistente del doctor Mengele”, de Miklós Nyiszli, un judío que ingresa como prisionero en el campo de exterminio de Auschwitz y termina trabajando como médico forense. En su libro nos relata de primera mano la crudeza de la vida en el campo nazi, cómo funcionaba, así como los crímenes y atroces experimentos con niños, enanos, gemelos de los que fue testigo. Tan sólo leí la mitad, pero me gustaría terminarlo, eso sí, haciendo de tripas corazón porque es bastante impactante.

Como dato interesante a cerca del KZ Mathausen os daré dos: el primero está referido a la memoria histórica. Todos los escolares austríacos están obligados a visitar como salida cultural del centro escolar el campo de concentración (es posible que se refieran a alguno de tantos que hubo en Austria y no únicamente a éste), con el fin de que sean conscientes de los horrores que allí sucendieron, los conozcan y nunca olviden la historia para que no vuelva a repetirse. El segundo dato que os aporto es que este campo no funciona desde que en 1945 entraron las fueron americanas, pero, a pesar del tiempo transcurrido, está en perfecto estado.

Si queréis ver más imágenes podeis encontrarlas en mi espacio de Flickr.

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: